Aprendizaje. Ser protagonistas.

VIVE.

Consideramos a la educación como una aventura personal en la que cada alumno debe volverse el protagonista de su propio proceso de aprendizaje para:

  • Lograr convertirse en un pensador crítico, creativo y autónomo, al aprovechar las oportunidades formativas a su alcance, logrando la autonomía y asumiendo la responsabilidad por sus acciones.
  • Desarrollar su capacidad de autogestión y formación del carácter, permitiéndole trabajar en lograr la mejor versión de sí mismo.
  • Potenciar su capacidad de transformar, transformarse y trascender, logrando un proceso de mejora al conocer sus fortalezas, límites y necesidades, logrando inspirar a los demás.

APRENDE.

Nuestra meta en la formación de personas íntegras se enfoca en el aprendizaje no solamente de conceptos teóricos sino enfocado al desarrollo de sus capacidades y potencialidades para que:

  • Aprendan a pensar con la inteligencia, para buscar la verdad y dar sentido al entorno y a sus acciones.
  • Aprendan a querer con la voluntad, para lograr la verdadera libertad eligiendo el bien al escribir su propia historia.
  • Aprendan a amar con el corazón, para potenciar su capacidad de amar y de relacionarse.